• Impregnación a Vacío y Presión

Es un proceso mediante el cual se transforma una madera fácilmente degradable en un producto de larga vida. La madera se introduce en el cilindro de impregnación, donde se somete a un proceso de vacío y presión, para lograr la penetración de las sales CCA (cobre, cromo, arsénico). 

  • Agentes que deterioran la Madera

La madera como producto natural es susceptible a ser atacada por agentes biológicos, como hongos e insectos,  que la destruyen o disminuyen su calidad.  Sin embargo, tratar la madera con un preservante que sea tóxico a estos organismos, de manera que ella no sea una fuente de alimentación atractiva, es un medio de control positivo y fácilmente accesible.

  • Características de la Madera Impregnada

- La madera bien preservada puede superar los 20 años de vida útil.

- No se oxida ni corroe.

- Resiste los climas marinos y ácidos.

- El preservador está fijado permanentemente en la madera.

- No se lixivia, no contamina el ambiente, no es tóxico a animales, plantas ni seres humanos.

- Puede ser pintada o barnizada.

- El proceso de impregnación no altera las resistencias naturales de la madera.